viernes, 15 de abril de 2016

5- La colonia de la 6° subraza aria: Un preludio de la Sexta Raza Madre



Dos aspectos fundamentales diferenciados sobre  
“El Nuevo Tiempo”

         22-02-2016.-

         ‘El Nuevo Tiempo que vendrá’ próximamente es un ensayo “en pequeño” del nuevo ciclo racial que llegará después de los grandes Cambios Planetarios.

         Esto significa que antes de que la 6° Raza de hombres, la Raza Búdica o Solar, aparezca sobre la Nueva Tierra (un nuevo continente), una porción elegida de la Humanidad, seres de 6° y 7° subraza de la presente 5° raza aria, vivirán durante 1000 años en un ensayo vívido con prevalencia de paz, concordia y fraternidad (aunque no con menos desafíos). Estos 1000 años pueden tomarse como un Nuevo Amanecer, como un verdadero “Nuevo Tiempo”; sin embargo será solo un anticipo, un preludio coadyuvante de un proceso espiritual que será preparatorio para el Gran Nuevo Tiempo de la siguiente Era Racial.

         En las razas anteriores(1) siempre hubo ensayos para la siguiente raza. Se podría decir que el hombre apareció recién al final de la 3° raza, porque recién allí estaba erguido sobre sus dos piernas, con huesos sólidos, con división de sexos (como perduró de allí en más) y con una mente (aunque incipiente). Con humanos de los más avanzados de la 3° raza, la lemuriana, hubo ensayos realizados por el equipo del Manú para preparar el advenimiento de la 4° raza. Así también, en la 4° raza, la Atlántica, hubo un tiempo y un espacio para el florecimiento de una organizada sociedad humana, de la cual se tomaron los moldes genéticos y estructurales para la siguiente 5° raza. En esa oportunidad, la 5° subraza de la raza atlántica, “los semitas originales”, fueron los elegidos para forjar el nacimiento de la posterior raza aria.

         En la actual raza aria se están ensayando cambiosgenéticos especiales en hombres de 6° y 7° (especialmente de la 6° subraza) y este grupo de almas humanas, en vehículos físico-etérico y sutiles adaptados a tal fin, vivirán durante 1000 años  en un espacio y tiempo preparado para un ensayo especial de comunidad humana. Este ensayo será de especiales características y único por su tipo, ya que tras grandes purificaciones globales la Tierra quedará con un número mucho menor de habitantes, debido a eventos bélicos que contribuirán a esta baja; mientras que además extensas zonas continentales habrán cambiado su geología, y otras zonas (especialmente costeras), habrán quedado bajo las aguas debido al aumento del nivel del mar como efecto del derretimiento de los hielos polares. Pero estas condiciones aún no serán el fin del ciclo definitivo del ciclo racial ario, sino un tiempo especial del hombre ario para el cual habrán sido preparados Egos elegidos por su ‘madurez causal’ y debidamente clasificados por el Manú Racial de la siguiente 6° Raza. Será un ensayo de comunidad de 6° Raza realizado con humanos de 6° subraza de la 5° raza. Será como la antesala del próximo Gran Ciclo Racial.

         Corrientemente (y aún en círculos de estudios metafísicos y teosóficos), cuando se habla de “NUEVO TIEMPO” no existe una diferenciación clara acerca de  “a qué ‘tiempo’ se está haciendo referencia”. Aquí afirmamos que existe un NUEVO TIEMPO que será vivido durante aproximadamente 1000 años por un sector elegido y adelantado  de Egos evolucionando en la actual 5° Raza; y que existe otro “NUEVO TIEMPO”, para el cual el mencionado anteriormente será un ensayo preliminar. Este segundo ‘Nuevo Tiempo’ será el verdadero cambio de Ciclo Racial, el cual vendrá tras LA TOTAL PURIFICACIÓN PLANETARIA, cambiando así radicalmente la faz de la Tierra.

         El Sol ha querido dar estas señales de conceptos para esclarecer la reflexión de los estudiantes sobre “Los Tiempos Finales”, el “Nuevo Tiempo Racial” y el “Hombre Nuevo”.
         Existen, por lo tanto, dos formas de entender el significado de “NUEVO HOMBRE”, ya que el ser humano con códigos de conciencia de 6° y 7° subraza de la presente 5° raza puede considerarse ya como “Hombre Nuevo”, pero es tan solo un ‘adelanto’ en el tiempo del verdadero “Nuevo Hombre de 6° Raza”, el cual existirá sobre el Planeta Tierra tras ‘los cambios totales’, para lo cual aún faltan distintos procesos de purgas humanas y planetarias por atravesar.
         El Anclaje de energías solares y cósmicas en el Corazón de Gaia(2) y la circulación toroidal de tales energías por el orbe planetario, ha estado preparando la manifestación de estos ensayos y ciclos por venir, de los cuales se habló.
         Todo está en marcha y vosotros, estudiantes vinculados a estos procesos (porque de lo  contrario no hubieseis llegado hasta este punto de la lectura) tenéis una misión que cumplir, interna y externa, dentro de “LA GRAN OBRA”.
        
         Permaneced alertas y receptivos a las ‘captaciones intuitivas’ que os revelarán vuestra condición y Dharma (misión de vida).
         No os herrumbréis en ‘lo conocido’ teóricamente. Actualizad vuestros conceptos con reflexión, intuición e inteligencia.
         Sois la Paz del Nuevo Tiempo.
         Y recordad: “el Nuevo Tiempo es AHORA, cuando vivís alineados con el Sol en vosotros”, aún cuando ‘el ensayo comunitario’ deba esperar algo más para su concreción total.

PAX CHRISTI


-----------------------------

Glosario de este escrito:

1.       Razas anteriores: Las razas humanas, de la Cadena Terrestre, fueron naciendo junto a la formación material del planeta Tierra. El ocultismo sostiene (en contraposición a la teoría darwinista) que el hombre (en su formación primigenia) es muy anterior a cualquier mamífero que ahora conocemos. En las primeras rondas de la Cadena Terrestre el hombre era tan solo como formas nebulosas gigantescas flotando en la gaseosa atmósfera planetaria; podríamos compararlo a un hombre aún ‘no nacido’, semejante a lo que sería un feto en formación. Recién en la cuarta ronda (la actual), nace la 1° Raza Raíz llamada “Polar” o Raza “Etérica”; la Tierra era entonces muy inestable geológicamente. Esta Raza nació en el 1° continente al cual se llamó “la Isla Blanca”. Eran entidades etéreas, inmentales y asexuadas, flotando en el ambiente, y en nada parecidos a los hombres actuales. La 2° Raza Raíz fue la Hiperbórea; en esta se empezaban a dibujar perfiles semihumanos cambiantes y eran algo más densas aunque aún etéricas, todavía asexuadas e inmentales. En la 3° Raza Madre, la Lemuriana, llegó a evidenciarse una verdadera metamorfosis importante, ya que el hombre se materializó lo suficiente llegando a obtener esqueleto óseo y se diferenciaron los sexos. Al final de esta raza los Señores de Venus insuflaron la mente a un grupo seleccionado de formas humanas lemurianas. Se podría decir que así nació el 1° hombre pensante; aunque recién en la siguiente 4° raza, la Atlántica, el ser humano afianzó el pensamiento concreto, pero carecía aún de mente abstracta (excepto en las últimas subrazas atlantes). La 5° Raza Raíz, la Aria, se le podría denominar “la Raza Mental” porque surge el desarrollo del pensamiento abstracto como nunca había ocurrido antes. Las razas 6° y 7° (siempre hablando de esta cuarta ronda de la 4° encarnación del Logos Planetario) estarán destinadas a desarrollar Buddhi (mente espiritual o Intuición) y “Atma” (espíritu) respectivamente. En la actualidad coexisten tipos de subrazas atlánticas (razas amarillas y rojas, estas últimas en desaparición, y razas negras, que son con vestigios de mixturas lemurianas) junto a subrazas arias (grecolatina, céltica, teutónica y anglosajona, etc.), y grupos nuevos de 6° y 7° subrazas aria que ya empezaron a aparecer. Para más detallada información leer los libros: “El Sistema Solar” de A. Powell (punto de vista teosófico), y “Concepto Rosacruz del Cosmos”, de Max Heindel (punto de vista rosacruz).


2.       El Anclaje de energías solares y cósmicas en el corazón de Gaia: Es una manera impersonal y científica de entender “el Retorno de Cristo”, considerando a Cristo moco “Energía”. Desde este punto de vista, Cristo nunca se fue de la Tierra porque ‘su energía’ ha permanecido ocultamente en el interior del Planeta y en el corazón de miles de místicos, devotos y hombres de fe y buena voluntad, más allá de las religiones. Pero desde hace tiempo la ‘Energía-Cristo’, proveniente de fuentes solares, ha estado descendiendo a la Tierra incrementando la Luz. Este ‘descenso’ es gradual y se produciría a través de “inyecciones de Luz” vía los ‘canales de anclaje’ (hombres-anclaje). De esta manera la ‘Presencia-Energía’ de Cristo, enorme conciencia solar universal, se va acrecentando en la Tierra. El punto clímax de este proceso sería SU SEGUNDA VENIDA CON PODER Y GLORIA, donde todo ojo lo verá.



1 comentario: